El Estado español y su compromiso con el cambio climático
El Estado español y su compromiso con el cambio climático

El Estado español y su compromiso con el cambio climático

Los sucesivos gobiernos del Estado español llevan décadas siendo responsables de la inacción climática de un país que, ya bajo el Protocolo de Kioto, cuando afirmó que limitaría el incremento de las emisiones registradas en 1990 a un aumento de máximo el 15%, incumplió sistemáticamente sus objetivos. Las emisiones se dispararon en la primera década de los 2000 (por encima del 50%) y fueron solo la crisis económica y un gasto de varios cientos de millones de euros en bonos de carbono lo que impidió que España cumpliera su compromiso.

En comparación con otros países del entorno europeo, España llega muy tarde a la planificación climática, presente en otros países como Francia o Reino Unido desde 2008. Las promesas de los gobiernos populares y socialistas no se plasmaron nunca en un texto de ley y ahora, en el texto actual, no se recogen importantes avances en la experiencia legislativa en otros países.

El litigio climático no tiene un carácter concreto frente al gobierno del PSOE, de hecho, la propuesta del PSOE y UP es sustantivamente superior a la propuesta presentada anteriormente por el PP, pero sigue siendo insuficiente al no alcanzar un camino compatible con el Acuerdo de París. Como defensores del planeta frente a la emergencia climática, es nuestro deber llevar a los tribunales a cualquier gobierno que sea incapaz de velar por la protección del futuro.

El estado tiene una profunda huella de carbono histórica, ya que la economía española ha sido nutrida por flujos de explotación de los recursos de muchos países industriales y estos beneficios continúan hoy en día a través de mecanismos como la deslocalización industrial, el extractivismo o la financiarización. Todo ello, indica además la mayor responsabilidad del Estado español y su ciudadanía en asumir mayores compromisos ante la lucha climática.

0.00 avg. rating (0% score) - 0 votes